Sin comentarios aún

94° Aniversario de Nuestra Iglesia “Servicio Especial de Clausura”

 

El pasado 19 de Marzo del presente año fue un día especial para nuestra Iglesia. Se realizó el servicio de clausura de nuestro 94° Aniversario.

Dios en su inmenso Amor y misericordia ha sido junto a nosotros en estos año y a través de los siervos que han pasado por este lugar el evangelio santo a llegado a muchas almas hasta el día de hoy.

El hermano Juan Pablo Méndez, oficial diácono y jefe del cuerpo de juventud mixta, estuvo a cargo de realizar el devocional en esta tarde. El Señor se hizo presente desde el primer momento en cada uno de nuestros hermanos que pudieron asistir y de igual manera las alabanzas entonadas por nuestros hermanos coristas fueron de bendición en este día.

Nuestro Pastor Mauricio Moreno Cantillana fue el encargado de dar lectura y exhortación a la palabra de nuestro Dios, la cuál estuvo en el Libro de Efesios capítulo 1, versículos 3 al 14.

“Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo”

Dios a través de nuestro Pastor nos habla de que somos salvos por gracia y que no había ningún mérito en nosotros, ni condición espiritual o material que haya visto Dios en mi para darme la salvación. Nos escogió para ser pueblo santo de Dios. Y es así que recibimos los beneficios de la gracia de Dios.

Cuando uno tiene a cristo alaba y bendice el nombre del señor no importando que diga el que este lado de uno, nuestro corazón esta tan agradecido que solo anhelamos poder llegar a la casa del Señor para alabar y bendecir el nombre del Señor.

Dios pago con su vida y Dios padre permitió que su hijo Jesucristo viniera a dar su vida por mí y por usted. Cuán grande Amor tiene Dios para con cada uno de nosotros. Debemos ser hijos agradecidos en todo momento, no importando el problema, la dificultad si tengo o no tengo pecados. Dios nos Ama y no nos abandona.

La palabra del Señor y las alabanzas entonadas en este culto de adoración a Dios, remecieron nuestros corazones y Dios se hizo sentir en nuestras vidas. Es por esto que bendecimos el nombre del Señor. Y finalizamos este 94° Aniversario con el boche de oro, que es Sentir la presencia del Señor.

Para Dios tributamos toda Honra y Gloria.

Publicar un comentario